PARAGUAY: LAS ORGANIZACIONES SOCIALES PIDEN QUE EL GOBIERNO COBRE IMPUESTOS A LAS TRANSNACIONALES

Télam
Asunción, 20 sep (PL).- El presidente de la Confederación de la Clase Trabajadora, Julio López, reclamó hoy al gobierno el cobro de impuestos a transnacionales y agroexportadores para cubrir los justos reclamos sociales de los trabajadores paraguayos.
En declaraciones a Prensa Latina, López resaltó la necesidad de un reajuste salarial del 20 por ciento a todos los empleados y funcionarios estatales, al iniciarse una movilización de la instancia que encabeza, la cual, señaló, aglutina a 50 sindicatos del sector público.

Demandamos del gobierno que revierta su orientación actual de intentar equilibrar el presupuesto del Estado a base de restringir los derechos de los trabajadores, puntualizó.

López recordó que ellos ven sus salarios sufrir los efectos de la inflación y enfrentar una desvalorización significativa a esta altura del año, acentuada en los últimos meses.

En ese sentido, llamó a abordar los aspectos de carácter estructural y consideró como inaceptable que los grandes exportadores y las transnacionales presentes en la nación sencillamente no paguen impuestos, sobre todo mientras el Gobierno alega falta de fondos suficientes.

Hay que aplicar de una vez el impuesto a la exportación de la soja y de la carne, así como a las empresas de telefonía celular, o sea los sectores empresariales y transnacionales que más plusvalía extraen de nuestro país sin pagar cargas impositivas, expresó.

El dirigente sindical señaló que solo con aplicar un 10 por ciento de impuesto a "los sojeros" el Estado recaudaría 120 millones de dólares más para atender las prioridades del pueblo.

El actual presidente Federico Franco no solamente dijo cero aumento salarial para los trabajadores del Estado, sino que restringió muchos rubros destinados al campo social y negó beneficios establecidos en los convenios colectivos, supeditados a la situación económica de los organismos, afirmó.

López denunció también la política de persecución sindical, política e ideológica, impulsada por el Gobierno con la existencia de más de dos mil 500 despedidos en apenas 60 días.

Como elemento agravante, narró que se despide a funcionarios sin motivo alguno pero, a la vez, se contrata a gente de su misma filiación política con miras a influir en las elecciones previstas para el próximo año .

Seguiremos convocando al crecimiento de las acciones, a la lucha, para presionar al gobierno hasta que cambie de posición, declaró finalmente.
 

Arroyito de Noticias

Arroyito de Noticias
El Barrio