Un día dificil para la oposición; ¿Cacerolas sí, libros no?: DIRIGENTES DEL MACRISTA GAPU ENVIARON CARTAS PARA SUMAR A LA OPOSICION

Página/12
Enviaron cartas a los partidos opositores para “construir consensos”. El radicalismo y el FAP ya habían descartado cualquier alianza, pero aceptaban discutir programas. En las redes ya se anuncia una nueva marcha.
Mientras el fantasma de nuevas movilizaciones recorre las redes sociales, referentes del PRO, del peronismo disidente y de partidos provinciales formalizaron ayer un llamado a armar una coalición antikirchnerista que capitalice los reclamos de los caceroleros del jueves pasado. A través del Grupo de Acción Política para la Unidad (GAPU), los dirigentes enviaron una carta al radicalismo, a los partidos que integran el Frente Amplio Progresista, al Frente Peronista Federal, a Proyecto Sur, a la Coalición Cívica, entre otros partidos de la oposición, convocándolos a “construir consensos alrededor de las necesidades de los argentinos”. Desde el FAP y la UCR ya habían rechazado la idea de una alianza electoral por considerarla “superficial”, aunque aclararon que de todas maneras pueden discutir programas.

“Escuchamos las demandas sociales y aspiramos a darles respuesta a las preocupaciones de la gente. Consideramos necesario construir un espacio de diálogo que nos permita encontrar las coincidencias mínimas para trabajar en las soluciones que el país necesita”, señala la carta del GAPU. Creado a mediados de junio, el espacio embolsa a los macristas Federico Pinedo, Gabriela Michetti, Humberto Schiavoni, los peronistas duhaldistas Eduardo Amadeo y Eduardo Mondino, el salteño Ricardo Gómez Diez, el mendocino Omar De Marchi, la ex Coalición Cívica Patricia Bullrich y el radical Rafael Pascual. Otros radicales, como Silvana Giúdici y Oscar Aguad, no integran formalmente el espacio, aunque no pierden oportunidad para apoyar las actividades que convoca el espacio liderado por el macrismo.

La iniciativa presentada ayer había sido anticipada por algunos dirigentes del GAPU tras el cacerolazo del jueves. “Vamos a hacer un llamado a una mesa de diálogo para tener una posición más sólida para limitar la tentación del abuso de poder y para tener acuerdos electorales”, adelantó Pinedo el lunes y resaltó que el macrismo “no tiene ninguna limitación para hacer acuerdos electorales salvo el kirchnerismo”.

La opinión del jefe de la bancada PRO no fue compartida por otros partidos opositores, que ya entonces marcaban distancia de un acuerdo que implique reconstruir el frustrado Grupo A. Demostrando las diferencias que afloran dentro del FAP, el líder del espacio, Hermes Binner, se mostró proclive a iniciar conversaciones para discutir cuestiones programáticas y rechazó un acuerdo electoral. En cambio, otros dirigentes, como Víctor De Gennaro (Unidad Popular) o Claudio Lozano (Buenos Aires para Todos), descartaron de plano cualquier acercamiento. Desde el GEN Jaime Linares y desde el socialismo Alicia Cicialini destacaron que el mensaje del cacerolazo no es un mensaje sólo para el oficialismo, pero descartaron hacer “política para la foto”.

Con la excepción de Giúdici, Aguad y otros referentes aislados, la cúpula de la UCR también rechazó el convite. “Estamos trabajando con gremios y organizaciones para conversar sobre el rechazo a una re-reelección presidencial, construyendo puentes con otros partidos políticos, pero eso no significa que vamos a tener un acuerdo electoral porque estaríamos actuando con mucha superficialidad y por una cuestión electoralista”, advirtió el diputado alfonsinista Miguel Bazze.

En paralelo, por las redes sociales ya circulan nuevas convocatorias a manifestarse contra el kirchnerismo. “Abrí los ojos, Argentina, y seamos el doble de los que fuimos. Basta de kirchnerismo”, señala una invitación vía Facebook a marchar el próximo viernes 28. Por la misma red social y el mismo día de la última convocatoria, la defensora de represores Cecilia Pando ya proponía el 1º de octubre como fecha para la próxima movilización anti K.

“En otros momentos graves de la historia de nuestro país, la dirigencia fue capaz de optar por la inteligencia del acuerdo, antes que por la necedad del enfrentamiento”, concluye la carta del GAPU, sin explicar cuáles fueron esos momentos, ni quiénes los que optaron “por la inteligencia del acuerdo”.

Arroyito de Noticias

Arroyito de Noticias
El Barrio